Acabáis de entrar en Villa Vampiro, un lugar oscuro y peligroso, donde podréis descargaros películas y series vampíricas.

Dejáros sumergir en este mundo sangriento, dónde hayaréis una gran variedad de imágenes de estos seres tan intrigantes, que no os dejarán indiferentes.

Deleitáros también con los espectaculares relatos basados principalmente en estos seres, que aquí encontraréis. No podéis perder la oportunidad de hincarles el diente a estas historias que os producirá un sublime escalofrío.

Llevad cuidado en estas tierras malditas y evitar caminar por aqui cuando la noche haya caido y un manto oscuro cubra el cielo, por que os podréis encontrar con un abanico de blogs vampíricos que os pueden engatusar.

En definitiva, os aviso que, una vez que entréis en este blog nacido de las tinieblas donde la sangre es un rico manjar, acabaréis enganchados al mismo y todos los días sentiréis la necesidad de venir nuevamente por estos lares para dejaros seducir por l@s vampir@s que aquí habitan... ¿Te atreverás a conocerl@s?, si es así, adelante... "Villa Vampiro" os invita a que profanéis sus tierras... ¡Sean Bienvenidos!

P.D: Queridos Colmilleros, si conocéis de algún otro blog vampirico, alguna otra película o serie que no aparezca en VILLA VAMPIRO, o cualquier otra cosa relacionado con estos seres y que creáis que debería aparecer aquí, hacer el favor de decírmelo. Gracias

Mis Seguidores Colmilleros

lunes, 26 de septiembre de 2011

HABLEMOS DEL MITO (Por Narrador) III

Y aqui os dejo el siguiente post de esta semana. Tanto a Narrador, a Princess Of Dark y a mi esperamos que os guste:

La Sangre Vampírica III:

La sangre también da poderes de lo más peculiares y únicos a los nuevos acólitos; por ejemplo, ni Louis ni Claudia son telépatas, y son una excepción increíble dentro de la estirpe de vampiros y de los hijos de Lestat. Yo, personalmente, sigo sin entenderlo. ¡Los creó Lestat! Deberían ser… En el caso de Louis, esta limitación es casi una reafirmación de su humanidad, y luce con orgullo su “tara”. Como es un sufrio de la vida, pues le queda bien… el resto de vampiros se ríen de él.

A Armand le costó admitir que en ocasiones ve muertos. De tanto en tanto, percibe destellos de luz sobre sus víctimas (algo así, como aureolas de colores o arco iris) , o ve a sus fantasmas en el momento en que se alejan del cuerpo.

Santino, el líder del Aquelarre Romano y mentor de Armand tras la desaparición de Marius, se codea con las ratas o__o. Es algo así como un flautista de Hamelín,  aunque en realidad es un don derivado o perfeccionado a partir del poder de la hipnosis que muchos vampiros ostentan.

De los poderes más espectaculares hablaré en otro momento, pues no suelen darse en los vampiros más jóvenes. Es algo que se adquiere con la edad.

A parte de poderes y sentimientos, yo diría que la sangre altera a su portador; le hace más sensible, más trascendental, más voluble. Esto quizás sea un producto de la misma forma que tiene Anne Rice de narrar y de perfilar a sus personajes, aunque lo cierto es que los pocos humanos que aparecen en sus obras no suelen ser tan neuróticos y se comportan de una manera más práctica y sencilla. Estoy pensando en Jesse al escribir esto, y en el sosiego con que vivía su vida en la Talamasca; vale que era una vida extraña y apasionante, pero al menos no se ponía a dar la matraca con la obra de Dios y todas esas bobadas (aunque para esto tb está se justifica porque algunos personajes tienen su origen y viven en épocas muy determinadas, con un pensamiento predominante que les marca para siempre). 

Pero yo creo que la sangre oscura si que radicaliza al personaje; no sé si la autora lo utiliza como un catalizador o simplemente es cómo quiere mostrar el peso de la inmortalidad o la forma en que pretende hacer que sus vampiros sean más atractivos y espirituales. En cualquier caso, es un dato a tener en cuenta. Y un enriquecedor de la trama (cómo el avecrem ^_^).

Y entre las propiedades mismas que tiene la sangre vampírica está el ser muy inflamable; espesa; casi inagotable (es imposible matar a un vampiro drenándole la sangre) y ávida. 

La sangre llama a la sangre en las historias de Anne Rice, y la sed que padecen (sobre todo, los más jóvenes) es un tormento. Con la edad, el apetito disminuye hasta casi desaparecer y sólo se recupera por placer. Pero los primeros años (o decenios) son un fastidio. El neófito necesita beber cada día, a veces hasta varias veces y de varias personas. Es una sensación que no se sacia bebiendo, aunque se puede controlar mejor cuando se está saciado.

El no beber, desquicia al vampiro. No le produce la muerte, pero si lo sume en un estado de locura y sufrimiento. Lo mejor en ese caso es echarse a dormir; aunque sí se es muy joven, la sed no lo permite, y hace que te comportes como un yonkie sin dosis. Los del Aquelarre son famosos por torturar a sus nuevas adquisiciones con un ayuno forzado; con Armand lo utilizaron para doblegar su voluntad y que renegara de su antigua vida hedonista con Marius. En su fuero interno, Armand nunca deja de creer que está abrazando un culto sectáreo, pero lo cierto es que con el hambre, Santino consigue que cale en su ser y le convierte en un fanático a sus órdenes.

Cuando se pasa mucho tiempo (años o centenas de años), el cuerpo del vampiro empieza a alimentarse de sus reservas, y lo consume, convirtiéndolo en una especie de esqueleto con movimiento. La piel se retrae, mostrando los colmillos y recalcando los huesos; las venas abultan y se marcan, adquiriendo el aspecto de tendones, y relegando al vampiro en una especie de muñeco recauchutado ^^. Pero todo eso se soluciona con una buena dieta de sangre y cebándose sin parar. Pero como digo, ningún vampiro se muere por no alimentarse. Quizás acabe tan debilitado que sea incapaz de moverse o reanimarse. Es cómo vivir dentro de la cárcel de tu cuerpo.

Y bueno, la sangre da poder. Y beber de un vampiro más fuerte es una manera de conseguirlo sin tener que esperar a que pasen los años. En su momento, hubo una verdadera actitud de rapiña entre los recién llegados, y se llegó incluso a la guerra. Tanto miedo que se le tenía a los milenarios no evitó que se les diera caza para robarles la sangre. ¡Era una carrera de poder!.

Marius, al conocer a Lestat le ofrece su sangre. Cree actuar adecuadamente, pues intuye en él al vampiro superviviente y atemporal en que acabará convirtiéndose y que le permitirá sobrevivir al paso de los siglos… aunque, en el futuro, Lestat finalmente decidirá exponerse, libremente, a la luz del sol…

lunes, 19 de septiembre de 2011

HABLEMOS DEL MITO (Por Narrador) II

Hoy os traigo el siguiente post de esta nueva sección. Espero que os guste!.

Nota: No olvidar visitar estos blogs: http://vampiresoftwilight.blogspot.com/  y http://aleertoca.blogspot.com/ 






La Sangre Vampírica II:

Se sabe que la sangre opera un cambio interno en el recién iniciado, y que te hace más fuerte conforme van pasando los años (contrariamente a la naturaleza humana). Y, a través de las historias personales de los más viejos, descubrimos que este aumento de poder viene acompañado con la aparición de nuevos y mejorados poderes. De manera que existe la leyenda negra de que es peligroso acercarse a los más viejos y se les teme. Algunos cómo Marius, tienen fama de ser auténticos erradicadores y han destruido sin miramientos a los más jóvenes. En el caso de Marius esto es cierto, pero tiene su razón de ser. Existen, no obstante, vampiros que lo hacen por diversión o simple inconsciencia. Cómo veis, no son precisamente hospitalarios.
 
Se dice que la sangre te puede volver loco en el momento de la conversión, y eso es cierto. Existen casos probados de conversiones mal paradas; Louis, por ejemplo, piensa que Madeleine se vuelve loca tras convertirla en Entrevista con el Vampiro. Aunque tampoco es que estuviera muy cuerda en vida (reconociendo en Claudia a su hija muerta y tratándola cómo si fuera una muñeca). Los hay que pierden las ganas de existir, cómo Nicolás. Es un riesgo muy grande, de consecuencias inesperadas.
 
También los años te pueden volver loco, pero no es sólo cosa de la sangre. Por un lado, está el hecho de que volverse atemporal no cambia el hecho de que, como seres perecederos que somos, nacimos y nos criamos con unas nociones y épocas concretas; nos imbuimos de unas costumbres y hábitos, y una percepción de la vida y del sentido de la misma que, el tiempo mismo, se ocupa de cambiar o borrar; unos dioses dan pasos a otros, unos ropajes a ropas más elaboradas, y las filosofías más arraigadas son desmentidas por bajitos petulantes. ¡Cómo para no volverse loco!
 
Mirándolo con perspectiva, yo creo que los que tienen mas posibilidades de acabar locos son aquellos que no descienden de la rama principal. Son los vampiros nacidos de "sangres menores" los que más proclives a sucumbir y perder el norte. Magnus lo estaba en el momento en que convierte a Lestat, no sabiendo muy bien en que siglo vivía; Alessandra, la líder de la Asamblea de Paris -compañera de Armand en aquella época-, también; y seguramente, el vampiro desmemoriado que Louis y Claudia encuentran en un pueblecito de Transilvania también lo estuviera (o simplemente era así de tonto/inconsciente por una conversión mal parada).
 
Es esa desubicación y aburrimiento existencial el que te pueden volver loco, aunque Armand tb reconoce en Armand, el vampiro, que el vivió sumido en un estado de locura controlada. Encuentra la justificación para esta desorientación en la encadenación sin fin de vidas vividas. Tantos años, tantos siglos, tantos cambios de rol y de identidad, le hicieron dudar de lo que recordaba y era. De hecho, yo creo que si Armand no sucumbió es porque fue creado por Marius... y ahí dejo la cosa aparcada.
 
La misma locura intrínseca de la sangre actúa como proceso de selección natural; ese miedo a la locura o el hecho de alcanzarla, ha hecho que muchos vampiros se suicidaran o fueran asesinados a lo largo del tiempo. En el caso del Aquelarre (Parisino, Romano, etc), se ordenaba a los más viejos que se arrojaran voluntariamente a las llamas, llegado el momento; y era algo deseable y necesario: Alessandra lo hace cuando, loca y desesperanzada, el encuentro con Lestat le hace ver que los tiempos de arrastrarse por las catacumbas y creerse hijos del diablo han terminado. La sangre de los más viejos se consideraba peligrosa, y tenían la orden de no convertir a los humanos; esa obligación recaía en los recién llegados, dónde la fuerza de la sangre era más débil.
 
Existe un hecho inusual que la puta de la Anne Rice nunca llega a desarrollar con detenimiento, ahora que se ha negado a retomar las Crónicas Vampíricas ¬¬. ¿Qué pasaría si un humano fuera convertido por un vampiro milenario? ¡Se volvería tarumba? Pues mira, en teoría, no. Y tenemos un ejemplo por ahí pululando. Pero...¿cómo saber lo que pasaría con el tiempo a ciencia cierta? Conjeturas y más conjeturas.

lunes, 12 de septiembre de 2011

HABLEMOS DEL MITO (Por Narrador) I

Aqui os dejo el primer post de la nueva sección Hablemos del mito, llevada a cabo por Narrador. También podéis seguirla através del blog de Princess Of Dark:




La Sangre Vampírica I:  

La sangre lo es todo en el mundo de los vampiros de Anne Rice (obvio). Pero no sólo por ser el alimento de las criaturas. La misma sangre de la transformación, y luego, la sangre que corre por las venas de los personajes, es una fuente de conflictos y de justificaciones.
 

Por un lado, está el hecho de que para convertirse en vampiro no basta con ser mordido. Pollada del siglo e incongruencia máxima que nos vendieron hasta que Anne Rice pensó en el intercambio de hemoglobina y revolucionó la forma de entender la conversión vampírica; creo recordar que en Drácula, basta con que el vampiro te muerda repetidas veces. Cómo digo, mucha tontería y demasiado misticismo. Que se beban tu sangre, y te la devuelvan mezclada -o sustituida- con la de un vampiro, es un acto sencillo y fácilmente asimilable. Es un trasbase, y algo físico y palpable.
 

Sobre las posibilidades de este hecho se ha escrito mucho y se han dado casos diferentes en las novelas. ¿Qué pasa si te desangras y no hay un intercambio de sangres pero aún así un vampiro te da de beber su sangre? La respuesta es sí, te conviertes. ¿Qué pasa si un vampiro te drena y otro ajeno te da de beber su sangre? Sí, también te conviertes. ¿Cuánto necesitas beber para convertirte? Pues debes beber hasta saciarte. Nada de mojarte los labios. Es un asunto de cantidades. De hecho, puedes morir envenenado si la sangre es insuficiente y el proceso no se completa adecuadamente. Ahora mismo me viene a la mente la historia de una vampiresa que casi la palma porque el proceso se puso muy mal, dado que el vampiro estaba achicharrado vivo y no tenia sangre para ofrecer ^__^
 

A través de la sangre te conviertes en vampiro. El eufemismo que se utiliza es que te otorgan el Don Oscuro. El proceso de conversión puede durar horas, pero cómo estos libros están contados en retrospectiva y en primera persona, cada vampiro lo cuenta a su manera y saltándose lo que le da la gana. Por ejemplo, sólo Lestat reconoce haberse cagado encima, cuando su cuerpo expulsa todos los productos de su humanidad. Se entiende pues, que todos han pasado por un proceso parecido.  Interesante el fijarse, por curiosidad, en las "últimas cenas" de estas criaturas antes de pasar a nueva vida; por regla general, van borrachos como cubas y su último alimento mortal es una copita.

jueves, 1 de septiembre de 2011

¡¡ YA TENEMOS LA REVISTA Nº 4 DE "MUNDO VAMPÍRICO !!

Así es, ya puedes disfrutar del siguiente número de esta preciosa y sangrienta revista que Scarlet a organizado para nuestro disfrute:

http://www.4shared.com/document/EBxg8D6t/N4_online.html
ir arriba dietas para adelgazar