Acabáis de entrar en Villa Vampiro, un lugar oscuro y peligroso, donde podréis descargaros películas y series vampíricas.

Dejáros sumergir en este mundo sangriento, dónde hayaréis una gran variedad de imágenes de estos seres tan intrigantes, que no os dejarán indiferentes.

Deleitáros también con los espectaculares relatos basados principalmente en estos seres, que aquí encontraréis. No podéis perder la oportunidad de hincarles el diente a estas historias que os producirá un sublime escalofrío.

Llevad cuidado en estas tierras malditas y evitar caminar por aqui cuando la noche haya caido y un manto oscuro cubra el cielo, por que os podréis encontrar con un abanico de blogs vampíricos que os pueden engatusar.

En definitiva, os aviso que, una vez que entréis en este blog nacido de las tinieblas donde la sangre es un rico manjar, acabaréis enganchados al mismo y todos los días sentiréis la necesidad de venir nuevamente por estos lares para dejaros seducir por l@s vampir@s que aquí habitan... ¿Te atreverás a conocerl@s?, si es así, adelante... "Villa Vampiro" os invita a que profanéis sus tierras... ¡Sean Bienvenidos!

P.D: Queridos Colmilleros, si conocéis de algún otro blog vampirico, alguna otra película o serie que no aparezca en VILLA VAMPIRO, o cualquier otra cosa relacionado con estos seres y que creáis que debería aparecer aquí, hacer el favor de decírmelo. Gracias

Mis Seguidores Colmilleros

martes, 15 de noviembre de 2011

RELATOS VAMPÍRICOS XVIII

ROSA DE LOS SANTOS:                http://labrujafeliz.blogspot.com/


LA SAGA: "MATA  VAMPIROS"


Capítulo 1

- ¡Jesús, Jesús, ven, vuelve aquí!

El chico siguió corriendo, sin mirar atrás, con la mirada seria, sin asomo de burla, de risa siquiera. Siguió corriendo hasta llegar al río, donde lavó las dos manzanas que acababa de quitarle a la vieja.

El chico limpió las manzanas cuidadosamente en el agua y, sentándose en la orilla , las comió una por una, despacio, sin prisas. Al poco llegó la vieja María que, mirándole con cariño, le dijo:

- Jesús, qué malo eres. No me hagas correr detrás de ti.

El chico siguió comiendo sin mirarla ni contestar. Ella le miraba con cariño, viéndole comer.

Jesús, que así se llamaba el chico, era alto y con las facciones alargadas, guapo, al fin y al cabo. Él sabía que ella, la vieja, no era familia directa suya, pero él la quería, pues siempre le había dado todo lo que él necesitaba. Al chico lo había recogido cuando su madre, al nacer él, murió. Fue un milagro que el niño sobreviviese, por eso, ella, católica, quiso que se llamará Jesús.

La vieja María había tenido un hijo que, en cuanto se hizo mayor, se fue de casa, escapando de la miseria que había en aquellos lugares sin futuro. Y, desde entonces, nadie supo nada de él. Por eso la vieja María quiso quedarse con este niño, sin que nadie se opusiese, pues su madre fue a dar a luz por aquellas tierras sola, y nunca dijo quien era el padre, ni su familia, ni nada que la relacionase con alguien conocido.

El chico ahora tenía 14 años, era muy delgado y muy alto. María no entendía como estaba así de ligero y fuerte, ya que no comía carne, sólo frutas y frutos secos . Siempre pensó que era un milagro que hubiera sobrevivido, pues ella, en su precariedad, nunca, creía ella, le pudo dar lo suficiente para comer y mucho menos para vestir. Le daban ropa usada y eso era lo que le ponía.

Y así hasta el día de hoy, que me los encuentro al lado del río, donde hace calor. El chico, después de comer, se levantó, se quitó la camisa y se echó al río para darse un baño. La vieja se quedó en la orilla esperando que saliera.

Cuando Jesús salió de agua, iba gritando con algo en las manos....

- !!María , María , mira lo que he encontrado! ¡Brillaba en el fondo del río, no lo había visto nunca antes!

Salió deprisa con algo parecido a una rama en las manos. Por algunos sitios despedía algún tipo de resplandor, que iluminaba aquella especie de rama envuelta en fango y raíces del fondo del río. Cuando llegó a donde estaba María, usó su camisa para limpiar aquello, y ¡OH!, salía un brillo extraordinario de aquella Espada milenaria (de cómo fue a parar ahí os lo contaré en otra historia).

A medida que la limpiaban, reflejaba toda la luz del sol, sin marcas visibles, ni en la empuñadura ni en la hoja, totalmente lisa, con solo la cruz por empuñadura, que parecía de oro puro.

María, nerviosa , le decía a Jesús :

-¡Rápido, guardala, si nos ven con esta espada pensarán que la hemos robado, nunca creerán que la has encontrado en el fondo del río!

Jesús no decía nada, sólo la miraba mientras continuaba limpiándola con cara seria, y acabó diciendo:

- ¡Esta Espada es mía y no me la quitará nadie!

Al momento aparecieron por allí dos tipos con mala pinta que, deslumbrados por el brillo de la espada, se acercaron diciéndoles:

-¡Dadnos la espada si no queréis que os pase nada malo!

María se echó a temblar muerta de miedo, pero el chico, con la espada en la mano se sentía orgulloso y valiente, y les contesto:

-Esta espada ha venido a mí desde el fondo del río, es mía y no os la voy a dar.

El más “valiente” de los dos tipos se acercó un poco más,.pero enseguida y sin saber muy bien porqué, se puso a temblar. El brillo cegador de la Espada no le dejaba ver bien y, al mirar la Espada, le pareció sentir como un susurro que le decía al oído: “morirás si lo intentas”.

Aún así, a pasos torpes se acercó más al chico, mientras éste empuñaba más fuertemente la Espada sin ningún miedo. Por fin, el tipo sacó un puñal de su bolsillo e hizo ademán de atacar al chico, mientras éste, sorprendentemente hizo una pirueta en el aire, Espada en mano, quitando de un solo golpe el puñal de la mano del tipo. Perplejos, los dos tipos se miraron y, al mismo tiempo, salieron corriendo los dos. La vieja María lloraba, el miedo había sido mucho, mientras miraba al muchacho, que orgulloso balanceaba la Espada al aire.

Capítulo 2

A miles de kilómetros de allí, en un país llamado Españia, se habían establecido cuatro hermanos, que nunca nadie supo de donde habían venido. Vivían en una enorme casona, en medio de un paraje sin igual, rodeados de pinos, árboles frutales y naranjos, donde era muy difícil de encontrar si no se lleva un gps.

Eran dos hombres y dos mujeres , altos y hermosos . Los hombres se llamaban Miguel y Jaime. Miguel era rubio como el sol y blanco como la nieve, como su hermana Sandra, mientras que Jaime era moreno, de piel siempre bronceada, como su hermana Marta.

En su casona, al lado del mar Mediterráneo sado-masoquismo, vivían de noche y dormían de día.

La más perversa era Sandra, nunca tenia bastante de nada. Tenia la bodega llena de hombres atados suplicandola, pero ella, ninfómana, los usaba y volvía con su hermana a los bares, discotecas y pubs, a por más hombres que pudiesen aguantar las torturas y caprichos de estas hermanas tan guapas y atrayentes, que solo con mirarlas, los hombres caían rendidos a sus pies.

Los hermanos en cambio, tenían otra distracción. Soltaban a dos hombres cada noche, los dejaban correr por el bosque y hacían apuesta entre ellos, a ver quien de los dos cazaba antes una presa. La recompensa era acostarse y fornicar con Sandra, la más viciosa de las hermanas .

Los hermanos saben del placer que les reportaba dormir esa noche con su hermana, y al ser hermanos, a ella  la excitaba provocandole orgasmos sin medida, pues tanto Miguel como Jaime eran perfectos amantes, llevándola al máximo del placer .

Una vez que eran apresados por los dos hermanos, estos hombres, eran devorados en una carnicería horrorosa. Primero les chupaban la sangre para ser descuartizados, quitándoles el corazón para ser comido y por ultimo quemados en una fogata a la luz de Luna . Esto era así , cada noche – vamos, como su trabajo diario-

Esteban, el dueño del pub "Locas Locas", estaba un poco mosqueado con el tema , pues se iba quedando sin personal que le consumiera, y eso no era bueno para el negocio. Los hombres que iban por allí no eran ni vivían en la comarca, eran personas venidas de lejos que buscaban un poco de diversión, por eso nadie en el pueblo echaba en falta a ningún hombre.

Pero el día que Jesús encontró la Espada, a los hermanos les cambió la cara. Estaban en la cama, esta noche se habían acostado y fornicado todos juntos, cuando los cuatro al mismo tiempo temblaron de pánico en el momento justo en que la Espada era sacada del agua por Jesús.

Tan lejos de ellos sintieron la fuerza y el poder de la Espada de Oro y Plata, que entre los vampiros era llamada "LA MATA VAMPIROS", pues parecía echa solo con ese fin.

La espada había desaparecido, según contaba la leyenda, hasta ser encontrada por un alma pura e inocente , que hiciera buen fin de ella y seguir matando vampiros . Pensaron que la Espada no sabría de su existencia , y tampoco, quien la hubiera encontrado. Y se tranquilizaron. No obstante, el miedo era cada vez mas intenso, pues la espada, decía la leyenda, más pronto o más tarde encontraba a todo vampiro que hubiese en el mundo.

Por azar del destino, a los pocos días, la vieja María recibió una carta y un dinero del hijo perdido, el que se fue de casa buscando una vida mejor, y amigos , ¡OHHH, era Esteban!, el dueño de "Locas Locas", que la reclamaba de Españia para ir a vivir con él.

La vieja Maria malvendió las gallinas, la oveja, el cerdo, su cama, la de Jesús, mesas y sillas y sacó suficiente dinero para el pasaje de Jesús, y fueron en busca de Esteban a Españia.

La espada Mata Vampiros la llevaba envuelta con una sábana, bien guardada encima de él, entre su ropa, debajo de la camisa, y no se notaba nada al estar él tan delgado.

Cuando llegaron a Españia quedaron maravillados del calor, del color, del olor, de su campos, de sus mares, de sus montes, de sus ríos y, sobre todo, de la bondad de sus gentes. Por eso pudieron encontrar fácilmente el local, situado al lado del mar Mediterráneo, en un lugar de gran belleza y encanto.

Esteban no sabia si llorar o reír, por el encuentro con su madre. De gran corazón, había estado esperando la oportunidad de traerla a este nuevo mundo donde, trabajando, hay oportunidades para la superación personal .

Y quedó encantado con Jesús, aunque le pareció serio para lo joven que era -ya que podía ser el hermano , que nunca tuvo. Cuando se enteró de la existencia de la Espada de Oro y Plata, quiso verla y Jesús se la enseñó. Esteban no podía creer que tal magnifica joya hubiese estado en el fondo del río y nadie la hubiese visto antes. Impresionado, pero no asustado, sentía como emanaba una fuerza extraordinaria de la Espada, y la quiso tocar.... pero no pudo hacerlo, pues cuando fue a poner las manos sobre la empuñadura, ésta se ladeó sin dejarse tocar. Y así por unas cuantas de veces, a lo cual todos advirtieron que la espada estaba embrujada o era mágica. Por lo que le dijo a Jesús:

- Nunca, nunca, ni de noche ni de día te separes de la Espada mágica. Parece ser tu protección y ¡no dejará que nada malo te pase!.

Desenlace

Una de las noches siguientes que las hermanas , Sandra y Marta , pasaron por el pub, en pos de caza y captura humana, estaba Jesús ayudando a Esteban en el mostrador, cuando Sandra se fijó en él. Le gustó aquel chico, alto, guapo, hermoso, demasiado delgado, pensó, pero así no ofrecería tanta resistencia cuando llegara el momento de hacerlo su esclavo sexual, para que luego, fuese cazado, descuartizado y devorado por sus hermanos, aunque no tenia muy claro que sus hermanos  no abusaran y violaran sexualmente a todos los rehenes que tenían en la mazmorra, sótano de la casona.

El chico, Jesús, también quedó impresionado por la hermosura de la rubia espectacular que era Sandra . La mirada lasciva...pecho abundante, escultural, con unas enormes botas por encima de las rodillas y una falda minúscula, y dos largas piernas que no se acababan nunca..

Mirándole directamente a los ojos parecía que le llamaba a ella : ven, ven a mi ...ven...

Él, soltando los vasos que cayeron al suelo, llamando la atención de Esteban, echó a caminar como sonámbulo hacia ella .

Ha caído en su embrujo, pensó, Esteban , pero no lo consentiré. Maldita Sandra , no te llevarás a mi amigo , ¡porque se que nunca más volveré a verlo!

Esteban echó a correr hasta donde estaba la Espada Mágica, sin acordarse de que la primera vez no pudo siquiera tocarla, para tomarla y dársela a Jesús. Y pareció que la Espada tampoco recordaba que no debía dejarse tocar por nadie más que no fuese persona inocente, y así la pudo sacar del baúl  y desarroparla de tantas sabanas y toallas hasta dejarla libre de todas las fundas que la tenían prisionera.

Cuando por fin pudo tenerla libre, la tomó con las dos manos y la levantó a la luz de la luna que entraba por la ventana, viendo como reflejaba todo su esplendor, de la hoja de plata y la empuñadura, lisa y llana , sólo una cruz la formaba, hecha de oro compacto – él no sabía todavía que era la espada temida por los vampiros, la Mata-Vampiros, por todos temida , y en manos, contaba la leyenda, de un inocente, seria el exterminio de todos los vampiros que hubiesen en el mundo .

Pero lo que nadie sabe, es secreto, que sólo yo lo sé (la autora del libro, Rosa de los Santos, y que de momento no revelaré) es cómo se reproducen los vampiros y aun acabando con todos ellos, siempre y en todos los tiempos vuelven a ser la amenaza, la tortura y la pesadilla de los humanos .

En cuanto la espada quedó libre, los cuatro hermanos temblaron de miedo. Su fuerte de energía les llegaba, muy cercana, entonces supieron que estaba muy cerca cerquisima.

Miguel y Jaime pensaron en huir, aunque sabían que más tarde o más temprano se enfrentarían a la Espada, Mata Vampiros, por lo que decidieron quedarse a luchar contra ella, y la mano que la portara, pues al ser dos tendrían mas posibilidades de ganar, y así esperaron a la llegada de la Espada ...

Mientras, en el pub, Jesús estaba arrodillado a los pies de la rubia Sandra, mientras esta le clavaba en el hombro su tacón de quince centímetros de longitud. Sandra reía y reía, perversa y mala, pensando en las tropelías que iba a hacer con aquel muchacho encantador de mirada inocente..., pero tanto su risa como la de su hermana, que también estaba jugando con otro chico, se les quedó congelada cuando la Espada Mágica salió de entre las telas que la protegía, brillando con fuerza, dejando sentir toda su potencia y energía.

Los chicos parecieron salir de su sueño, pues los vampiros tienen el poder con solo una mirada, sugestionar a aquellos a losque miran con la intención de que caigan en sus brazos .

Jesús, Jesús , llamaba Esteban , toma toma , ¡¡ agarrala !!.

Jesús no entendía nada , pero cuando Esteban le lanzó la Espada a las manos, ésta empezó a moverse sola en sus manos, en dirección a donde estaban las hermanas vampiresas.

Al llegar junto a ellas, las dos, muertas de miedo, Sandra y Marta, utilizaron sus poderes mentales y físicos para intentar entre las dos sugestionar al muchacho. Pero para nada les valieron sus tretas..., la espada volaba, sujetada por las manos de Jesús, en torno a las figuras de las dos hermanas.. que echando fuego por la boca  echaban hacia atrás al chico ….pero la Espada, tirando del chico, se echaba adelante con cada vez más fuerza …, Jesús no debería soltarla si quería ganar la batalla .

Él no sabia eso, sólo su fuerza y su valor, inocente, acabarían dándole la victoria, si era capaz de aguantar la batalla, sino la espada no tendría por sí sola fuerza, decisión y coraje.

Y Jesús tenia todas esas cualidades.

Miró directamente a los ojos de Sandra, esa belleza de mujer, mientras esta se transformaba en vampirisima total con esos enormes colmillos, que todos sabemos que les salen cuando se cabrean , con cara de bruja mala mala , dirigirse volando hacia él, dando la impresión que quería ¡¡ comérselo crudo !!.

Jesús solo tuvo que levantar la Espada , y esta se le clavó directamente en el pecho, a la altura del corazón, y Sandra explotó en el aire, desapareciendo en mil pedacitos...

A su hermana, Marta, la invadió una enorme ira, roja de rabia, con los colmillos hacia afuera, despeinada, parecía un demonio, no la hermosa morena, con esos , mini vestidos, provocativos, que levantaban pasiones por allí por donde pasaba....y ahora parecía un demonio, feo feo … por eso, el chico, no dudó en clavarle la Espada hasta el corazón, al igual, que había hecho con su hermana, explotando en mil pedazos, Marta también.

Por todo lo pasado, los parroquianos enseguida supieron que los hermanos eran vampiros y por eso empujaron a Jesús a la casona, para que acabara con ellos, los dos vampiros hombres.

Llegaron al pie de la casa, y llamaron a los vampiros…, ¡¡¡Miguelll, Jaimeeee, salid malditos, sabemos que sois vampiros y venimos a por vosotros!!!.

Los vampiros, como hombres, no tenían rivalidad en hermosura, como sus hermanas..., pero cuando asomaron por detrás de la casona, parecían dos monstruos, enormes, echando fuego por la boca, rugiendo, con fuerza, oliendo fatal, que solo eso ya echaba para atrás..., pero Jesús, no se iba a dejar asustar, ¡por tan poco!.

Miguel, mas impulsivo, se lanzó contra el chico, el primero, con fuerza y mala leche, pues quiso quitarle la Espada de un golpe, haciéndola caer, y casi lo consigue..., todo el pueblo, se asustó, ¡¡¡ OHHHH !!! se oyó. Pero no lo consiguió.

En la segunda embestida, le quisieron atacar los dos vampiros a la vez, uno por cada lado.

Todo el pueblo estaba asustadizo, no perdían de vista nada de lo que pasaba, cuando Esteban, que también estaba con ellos, les dio una idea para que no atacasen los dos vampiros a la vez.... coger piedras del suelo y distraer al vampiro, que estaba mas cercano echándoselas encima. ¡Y así lo hicieron todos! , distrayendo por unos momentos al vampiro Jaime, mientras Miguel, lo volvía a intentar el solo .

Miguel, ciego de rabia, no se dio cuenta que iba directo a la muerte, pues en cuanto Jesús levanto la Espada, esta fue directa al corazón del vampiro. Al momento explotó, convirtiéndose en polvo, como sus hermanas, antes que él ...

Solo quedaba, Jaime, que viéndose solo, muertos su hermanos, quedo un momento parado, y todos vieron como si unas gotas cayeran de sus ojos..., que le cegaron de tal manera, no viendo, que Jesús iba directo hacia el, dándole un golpe certero en medio del corazón, y con un horrible grito, salto en mil pedazos .

Todo el pueblo aplaudía y gritaba de contento, pues así, nadie, ¡¡nunca más en Españia echaría en falta a un familiar!!.

Nadie echó en falta a los vampiros salvo los más calenturientos del lugar, pensando en las hermanas, ¡claro!.

María, Jesús y Esteban, hoy regentan uno de los mayores complejos hoteleros de la costa Mediterránea, donde son felices y preparan perdices para sus clientes.

La Espada Mata-Vampiros está expuesta en medio del salón comedor, donde luce en todo su esplendor sin miedo a que la roben, pues, en cuanto lo intentan, la Espada Mágica se ladea sin que haya manera de que nadie la pueda coger. Y todos piensan que tiene truco la Espada Mata -Vampiros-, excepto los del pueblo, que conocen perfectamente la historia como me la sé yo .

Y así quedaremos hasta que una nueva horda de vampiros ataque a la estabilidad de la humanidad y se tenga que echar mano de la la Espada Mata Vampiros.

Moraleja: Muerto el Vampiro se acabo la orgía.

1 comentario:

  1. como me gusta este relato....ese punto de ironia, de sensualidad , de sadismo , de amor, de esos nombres comunes , tan conocidos por mi...y este toque personal , sin copiar a nadie!11 en fin , mi puntuación , si se acepta es de mil por mil!!! jajajajaja- besitos a tod@ssss

    ResponderEliminar

ir arriba dietas para adelgazar